Mercadona -cadena líder con una cuota de mercado superior al 25 %- ya decidió suspender en Madrid los pedidos por internet que recibía en su web debido a la dificultad para gestionar tanta carga de trabajo. “No es posible comprometernos a realizar nuevas entregas”, afirman fuentes de la empresa a LA RAZÓN. No obstante, “las colmenas, almacenes online que tenemos en Valencia y Barcelona, dan servicio, solo que los tramos se llenan más pronto de los habitual”, añaden. De momento, no pueden asegurar cuando se restablecerá el reparto a domicilio en la capital. En el caso de Carrefour, al intentar realizar una compra online aparece el siguiente mensaje: “Por alta demanda, estamos dedicando nuestro canal de venta online a los que más lo necesitan”. En este colectivo se engloban personas mayores, personas con movilidad reducida y discapacitados, personas en cuarentena y mujeres embarazadas. Si el cliente no recoge estas características, la cadena de supermercados recomienda realizar las compras en los más de 1.000 establecimientos físicos. Las demoras en las entregas han llegado a Alcampo y Dia. Ambas compañías alertan en sus webs que el servicio de entrega en casa puede verse afectado por el aumento de los pedidos.
 
NOTICIAS
LECTURAS
0
ENLACES
CLICKS LINKS
0