La primera reacción no los mercados no resultó alentadora. Los futuros del índice de valores industriales Dow Jones bajó un 4,6%; el de S&P, la otra gran referencia de Wall Street, lo hizo un 4,8%. En los mercados de Asia ya abiertos, los bonos soberanos estadounidenses a 10 años, refugio del inversor, subieron y su rentabilidad, por tanto, bajó tres décimas, hasta el 0,64%.

Ver artículo completo en El País

NOTICIAS
LECTURAS
0
ENLACES
CLICKS LINKS
0
© 2020 AEEF