Los mayores ajustes fueron de Santander y Caixabank, que siguen contando aun así con las plantillas más amplias. Las dos entidades han realizado sendos ERE. Si se comparan las cifras de empleados con el margen bruto, que es la partida que aglutina los ingresos generados por prestar dinero (margen de intereses), venta de productos (comisiones) y operaciones financieras, la rentabilidad por trabajador se ha disparado en ambos casos.

Ver artículo completo en El Confidencial

NOTICIAS
LECTURAS
0
ENLACES
CLICKS LINKS
0
© 2020 AEEF