Según esta asociación, el Fisco puede recibir la información sobre los rendimientos netos de muchos autónomos hasta 18 meses después del cierre del ejercicio fiscal, por lo que la cotización la debe establecer con datos que pueden no corresponder con los del año en curso. Esto puede provocar una sobrecotización si los rendimientos netos fuesen elevados un año y medio antes y la AEAT se limitara a hacer una estimación de los ingresos, «algo que sería tremendamente injusto», destacan desde ATA.

Ver artículo completo en La Razón

NOTICIAS
LECTURAS
0
ENLACES
CLICKS LINKS
0
© 2020 AEEF